Extremoduro cuelga el cartel de lleno

4 Minutos leído
Comentarios desactivados en Extremoduro cuelga el cartel de lleno
0
353
Concierto de Extremoduro en Alcantarilla

 

Gran regalo le hizo el consistorio de la capital al grupo Extremoduro, tras negarle los permisos para actuar en el cuartel de artillería de la calle Cartagena, aludiendo “a las quejas vecinales”. Esta circunstancia obligó al grupo la búsqueda de otra ubicación para el concierto y pronto la encontraron. Alcantarilla reunía todas las “papeletas”, su cercanía a la capital, una gran explanada para montar el escenario con mayor aforo que en Murcia, unido a la buena disposición del ayuntamiento, permitió la celebración de los conciertos del viernes y sábado.

Pronto saltaron las alarmas, la previsión de que más de 24.000 personas asistieran a los conciertos, hizo que se reuniera de urgencia la Junta Local de Seguridad, para estudiar la situación y finalmente solicitar refuerzos policiales a la Delegación del Gobierno. Pero finalmente todo acabó en nada.

Pese a la gran multitud de jóvenes y no tanto, que se concentraron el viernes y sábado, no hubo que lamentar incidentes de especial relevancia de un fin de semana normal. Y es que el civismo demostrado por los asistentes sorprendió tanto a organizadores como miembros de los cuerpos de seguridad, que veían atónitos “como eran preguntados con respeto por los accesos y salidas del recinto”, que de lo único que pecó fue de falta de señalización y un mayor número de contendedores de basura, pues los pocos existentes pronto se vieron llenos.

Buen sonido pero difícil visión

En lo estrictamente musical, Robe Iniesta no defraudó a un público totalmente entregado y que celebraba la vuelta a los escenarios de Extremoduro, después de varios años sin dar el gusto a sus seguidores, que vivieron con gran intensidad todo el concierto, que comenzó con los acordes de “El pájaro azul”, que se apoyó con un montaje audiovisual que silenció a la masa hasta que Robe hizo su aparición en el escenario, momento que enloqueció a todos los asistentes.

El único aspecto negativo del concierto, fue la dificultad del numeroso público que abarrotaba el recinto, tenía para ver el escenario, salvo que estuvieran en las primeras filas. Y es que faltó las pantallas laterales, que un concierto con esas características se suele utilizar, para poder disfrutar además de la música, de la visión de lo que ocurre sobre el escenario.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Música
Los comentarios están cerados