Aplazado el Juicio a los dos Militares

9 Minutos leído
5
0
448
Los dos Militares de la BRIPAC en los Juzgados

El juicio rápido, que se iba celebrar ayer a las 10 de la mañana en el Palacio de Justicia de Murcia, a los dos militares que presuntamente agredieron el pasado jueves a dos agentes de la Policía Local, tras negarse a someterse a realizar la prueba de alcoholemia después de sufrir un accidente de tráfico, ha quedado aplazo hasta que todas las diligencias estén terminadas, pues además de la presunta agresión a los agentes, el conductor del vehículo afectado también presenta lesiones por el citado accidente.

La fuerte colisión del vehículo conducido por los militares, sobre el Renault Megane, que conducía Ángel Vivó, quien se dirigía a su domicilio después de salir de trabajar, hizo que se viera involucrado en una tórrida situación que nunca, en sus más de 30 años como chofer profesional, había vivido.

Aparca ahí al lado que vamos a rellenar el parte amistoso”, estas fueron las primeras palabras de H.U.G.G., de 26 años y nacionalidad mexicana, dirigió a Vivó tras la colisión, quien acepto mover el vehículo hasta el parking disuasorio del Jardín de Aviación, que se encuentra a pocos metros del accidente.

Una vez en el jardín, la sorpresa asalta a Ángel, cuando el conductor del otro vehículo, le dice: “Dime cuanto quieres que te pague, para que arregles el coche… a mi me han retirado el carnet de conducir y si me pillan se me cae el pelo.” Esta frase sorprendió a Vivó, quien lo único que quería era realizar el parte amistoso y marcharse cuanto antes a su domicilio. En esos momentos apareció en el lugar una patrulla de la Policía Local de Alcantarilla, que había sido avisada del accidente, H.U.G.G. se dirigió nuevamente a Vivó diciéndole “no digas lo que ha pasado y te pago 2.000 euros.

La presencia de los dos agentes de la Policía Local, puso más nervioso al militar, pues como había manifestado al vecino de Alcantarilla, tenía retirado el carnet de conducir. Los agentes al ver que el Nissan Qashquai entorpecía la circulación, le indicaron que lo retirara, pero al ver los síntomas evidentes de encontrarse bajo los efectos del alcohol, indicaron que no lo tocara, llamando en ese momento a una patrulla de apoyo.

El asunto se complicó aún más, al observar en las condiciones que se encontraban los dos militares y tras la identificación de quién conducía el vehículo, según declaración de Ángel Vivó, los agentes solicitaron al conductor realizar la prueba de alcoholemia, a lo que se negó a gritos diciendo: “No nos vamos hacer ninguna prueba de nada, que el coche lo llevaba una tía, que nos ha dicho que si le dejábamos conducir el coche nos echaba un polvo a cada uno.” Esta respuesta dejó atónitos tanto a los agentes, como a Vivó, quien no había visto a ninguna mujer en el interior del vehículo en ningún momento, además de la actitud agresiva del copiloto quien se dirigió a los agentes diciéndoles “Vosotros sois una mierda, que venga la Guardia Civil”, agrediendo posteriormente en pecho a uno de los policías, lo que desencadeno la detención de los militares.

Policía Local antes de entrar al juzgado
Policía Local antes de entrar al juzgado

Defensa de los dos militares

Los dos militares de la Brigada Paracaidista de Javalí Nuevo, negaron los hechos a través de su letrado, Andrés Silvente, abogado penalista especializado en Justicia Militar, quien declaraba a este medio que la falta de pruebas en relación con la alcoholemia de sus defendidos y en especial del que conducía el vehículo en el momento del siniestro, anularía la imputación de quebrantamiento de condena, además de negar los daños realizados al vehículo policial. La prioridad de Silvente, en la defensa de sus clientes, es poder rebatir algunos de los delitos que se les imputan, para evitar que una sentencia civil diera pie a la apertura de un expediente gubernativo, por parte de las Fuerzas Armadas, que pusiera fin la carrera militar de sus clientes.

De momento, según han manifestado los dos paracaidistas a su abogado, se les ha abierto un expediente disciplinario de 30 días, independientemente de lo que pueda suceder en el proceso civil.

Los agentes de la Policía Local se ratifican en su primera declaración

Los dos agentes de la Policía Local de Alcantarilla que realizaron la intervención, ratificaron ayer ante el juzgado las declaraciones realizadas en la comisaria de Policía Nacional, tras el suceso, donde se afirma que no se pudo realizar la prueba de alcoholemia debido a la negativa de H.U.G.G. y su actitud “chulesca” ante los agentes.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Tribunales

5 Comentarios

  1. Julián Alcaraz Velasco

    29/08/2012 a las 10:55

    Coc, coc Coooc!!! A mi seguro que me la hacen. Como soy más bajito y barrigón XD. Pero a estos no tuvieron cojones.

    • Pedro Romero

      01/09/2012 a las 9:19

      Julián, no se puede obligar por la fuerza a nadie a someterse a la prueba de alcoholemia, no es cuestión de más o menos cojones.

  2. Francisco Angel Ortiz Asensio

    27/08/2012 a las 21:59

    Seguro que tu lo harias mejor tocando la trompeta…

  3. Francisco Alfonso Cortes Garcia

    27/08/2012 a las 18:44

    no se pudo realizar la prueba de alcoholemia debido a la negativa de H.U.G.G. y su actitud “chulesca” ante los agentes. y la vuestra actitud QUE os an dado con la misma zapatilla jajajajaj

  4. Francisco Alfonso Cortes Garcia

    27/08/2012 a las 18:43

    si es que en vez de estar de servicio la policia de alcantarilla tendrian que estar en hombres mujeres y viceversa jajajajja

Quizás te interese

El PSOE denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción el pago de obras a particulares

La sentencia firme donde se condena al ayuntamiento al pago de 17.819 euros más intereses,…