Cultura invertirá este año más de 100.000 euros en la conservación del patrimonio de Alcantarilla

0
0
92

La Consejería de Cultura y Portavocía invertirá durante este año 2017 un total de 110.000 euros en diferentes actuaciones en el patrimonio histórico de Alcantarilla. En concreto, se han incluido en los presupuestos partidas para la restauración del Puente de las Pilas y para el Acueducto de los Arcos de la Rambla de las Zorreras.

La consejera y portavoz, Noelia Arroyo, mantuvo hoy una reunión de trabajo junto al alcalde de Alcantarilla, Joaquín Buendía, y otros miembros de la Corporación y visitó a continuación algunos lugares emblemáticos como el acueducto y la Casa Torre de Precioso.

Arroyo declaró que “el Gobierno regional se vuelca en los municipios con los presupuestos más abiertos, participativos y cercanos de la historia; unos presupuestos con los que queremos ayudar y beneficiar al mayor número de ciudadanos y con los que continuaremos trabajando desde Cultura en la mejora de instalaciones y en la recuperación del patrimonio”.

El Puente de las Pilas, declarado recientemente Bien Catalogado por su relevancia cultural, se ubica en la acequia mayor de Berreras (Alquibla en época medieval). Se trata, recordó la consejera, “de una construcción que destaca por su relevancia cultural debido a su tipología, significación histórica y dilatada cronología y por ello hemos incluido una partida presupuestaria que frenará su deterioro y garantizará su mantenimiento”.

Además de esta inversión principal ya anunciada para Alcantarilla, Arroyo recordó que la mejora del acueducto es otra de las partidas previstas en el municipio por parte de Cultura, aunque también quiso conocer otros lugares emblemáticos del municipio “que demuestran la riqueza y la amplitud de un patrimonio que debemos convertir en el principal reclamo de la Región de Murcia, que poco a poco se va convirtiendo en un referente del turismo cultural”.

Para todo esto, añadió, “es fundamental la colaboración con los ayuntamientos porque las administraciones tienen que trabajar en una dirección, sin distracciones, apoyándose mutuamente para el bien de todos los murcianos y sin pensar en otros intereses”. “Algo para lo que luchamos a través del Plan de Impulso para la Cultura, una hoja de ruta que marcará las acciones para los próximos años y que garantizará una cultura de calidad en todos los municipios”, afirmó Arroyo.

Recorrido

La primera visita de la consejera de Cultura y portavoz del Gobierno ha sido hoy a la Casa Torre de Precioso, de planta cuadrada y torreón en el centro. La decoración interior es modernista, como se aprecia en los relieves sobre las puertas y ventanas, y fue construida por Pedro Cerdán Martínez, reputado arquitecto, autor de obras importantes como las fachadas del Casino de Murcia y el Mercado de las Verónicas, para José María Precioso, importante empresario de la madera en aquellos años.

Datada de principios del siglo XX, en pleno crecimiento industrial de la ciudad, la edificación se encuentra en la zona de actuación del Plan Director de los Nuevos Parques Integrados de Alcantarilla, junto a la estación de ferrocarril. Asimismo, está incluida en el ‘Catalogo de construcciones y elementos naturales históricos, artísticos o ambientales de Alcantarilla’.

El chalet de José María Precioso se encuentra dentro de la zona de actuación del Plan Director de los Nuevos Parques Integrados de Alcantarilla, junto al edificio de la Estación. Situado junto a las actuales vías de tren y, con un gran espacio público alrededor del edificio, en la Plaza de Pepe de la Pequeña y las calles Cádiz y Churruca.

Posteriormente, la titular de Cultura visitó el Acueducto de los Arcos. Declarado Bien de Interés Cultural (BIC), está situado junto al Museo de la Huerta y Noria de Alcantarilla, cercanos también a los arcos de la rambla de Las Zorreras, considerado uno de los vestigios más tempranos del sistema de regadío en la Región. Junto con la Noria y el Museo de la Huerta, el acueducto fue declarado Monumento Histórico Artístico de carácter nacional.

Este conjunto arquitectónico fue construido, en una primera fase, entre los siglos XI y XII y pertenece a la acequia mayor de Barreras o Alquibla. Un segundo cuerpo corresponde a una ampliación (s. XIII) realizada con el fin recoger agua de otras acequias subsidiarias, como la de Turbedal. Y el tercer y último cuerpo corresponde a la acequia Daba.

Este conjunto de acueductos, con 25 arcos integrados en el paisaje huertano, son necesarios para salvar la Rambla de las Zorreras y que las aguas de las acequias lleguen a la zona de Alcantarilla, partiendo desde la Contraparada, y desde aquí extender el riego a toda la huerta murciana.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Cultura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te interese

Presentación del libro: “Trafulcas, engorros y hestorias del Juntamiento de Alcantarilla. 1973-2015”

David Sánchez Rosique, un interesante libro sobre la historia del Ayuntamiento de Alcantar…