Los hosteleros se sienten acosados durante las fiestas

Comentarios desactivados en Los hosteleros se sienten acosados durante las fiestas
0
61
Terraza de un bar de Javalí Nuevo

Los vecinos y hosteleros de Javalí Nuevo no dan crédito a la situación vivida en la pedanía durante las pasadas fiestas locales, cuando coincidieron en una misma semana varias inspecciones de trabajo, denuncias de la Policía Local por tener mesas en la puerta y una redada de la Policía Nacional en pleno centro de la localidad, según informaba ayer el diario La Opinión.

“Ha sido algo histórico en el pueblo”, comenta Lola, del bar La Plaza: “El primer día de fiestas se presentaron los inspectores de trabajo en los bares de la plaza. Javalí Nuevo es un pueblo pequeño, en fiestas todo el mundo
tiene un familiar echando una mano. Aquí, por ejemplo, estaban mi suegra y sus hermanas cortando limones.”

Los propietarios de los bares están que trinan, asegura La Opinión, que también recoge que han calificado la situación de “acoso policial” en el centro de Javalí Nuevo.

Es el caso de Antonio Pérez, propietario del bar La Cazuela: “Se presentaron dos municipales aquí y me multaron con 1.600 euros por tener mesas en la puerta. Así no se puede sacar el país adelante. Esto es como una dictadura: No se puede fumar, no se pueden sacar sillas a la puerta, no se puede poner música, es como en tiempos de Franco. Yo no pienso pagar la multa, si tengo que cerrar cierro y ya está. Esto es un acoso total de la Policía, la han tomado con Javalí Nuevo. Antes no pasaba nada, esto es un pueblo tranquilo, y ahora tenemos redadas, inspecciones, la policía cosiéndonos a multas… que le cambien el nombre al pueblo y le llamen
el Bronx.”

La redada tuvo lugar en la cafetería El Glam, de la plaza de la ermita. Un vecino relata cómo “la Policía entró y retuvo a todos los clientes del bar, personas de mediana edad, la mayoría padres y madres de familia. De hecho, un hombre que acababa de entrar para pedir algo tenía a sus dos hijos jugando en la plaza, uno de ellos con dos años, y no lo dejaron salir hasta que no lo cachearon. Fue esperpéntico.”

Los hosteleros coinciden al denunciar que “pagamos los mismos impuestos que en una capital como Murcia, cuando esto es una pedanía. Las mesas en la calle es lo único que deja algo para vivir, nos pasamos el año pagando impuestos por todo, siempre los mismos, y encima cuando llegan las fiestas vienen a multarnos.” Además, también aseguran que “hay bares a los que tienen acosados, como al Mantis; cuando no lo denuncian por una cosa lo denuncian por otra. No nos dan cuello, no sé cómo quieren que salgamos adelante en este país”.

El propietario del Mantis es Antonio Rosell: “Para tener mesas en la puerta hay que cumplir dos requisitos: Tener licencia de apertura y que la acera tenga tres metros. Es una normativa pensada para Murcia capital, no para las pedanías: Ninguna acera de Javalí tiene tres metros. Además, la licencia de apertura hay que solicitarla y pueden tardar muchos años en concederla.”

Manuela, del Atenea, coincide: “Las licencias de apertura las tramitan, o no. Eso sí, los casi dos mil euros que cuesta sí hay que pagarlos, para que te den una licencia provisional.  No sé cómo quieren que salgamos adelante así. La situación económica está muy mal, y cuando llega el fin de semana, que es cuando se puede vender algo, entonces vienen a por ti.” A ella también le extraña este cambio repentino: “Hasta ahora era muy raro que se metieran con nosotros.

Este es un pueblo pacífico y tranquilo, pero ahora incluso en fiestas nos han mandado a la policía y a la inspección por todos lados. Están denunciando a todos los bares, así van a acabar con nosotros.”

Fuentes municipales del Ayuntamiento de Murcia han manifestado a La Opinión que “no existe una campaña contra los bares por sacar mesas fuera, ha sido únicamente un bar en concreto el que ha sido sancionado.” Además, según indican dichas fuentes, ese bar “ya está tramitando la licencia de terrazas.”

Por otro lado, el Ayuntamiento de Murcia niega que sea necesario tener licencia de apertura para solicitar el permiso para sacar mesas a la puerta de los bares: “No es cierto que sin licencia de apertura no se puedan sacar mesas, con una declaración jurada de que están tramitando la licencia de apertura es suficiente.” Sin embargo, asegura el diario regional, el Consistorio no se ha pronunciado sobre el requerimiento de los tres metros de anchura de las aceras para que se conceda el permiso.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Javlí Nuevo
Los comentarios están cerados

Quizás te interese

Propietarios de una correduría de seguros detenidos por estafa continuada a sus clientes

Las víctimas descubrían que carecían de seguro cuando tenían un accidente o eran parados e…