7 RM un juguete roto de la C.A.

5
0
62
Trabajadores de 7RM

En estos días que vivimos, escuchamos continuamente la expresión “que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, frase tan odiosa como presuntuosa que utilizan nuestros políticos para justificar el gran fiasco económico en el que nos encontramos y que gran parte de culpa han tenido todos los que nos han dirigido en las últimas décadas.

“Hemos”, presente indicativo del verbo haber, pero está claro que no hay, por lo que sugiero, desde la humildad, que todos aquellos que nos dicen tan odiosa frase, que se den cuenta que el “populacho” no entendemos el “hemos”, sino el “habéis”. Si señores, por que “habéis vivido por encima de nuestras posibilidades”, gastando y gastando sin tener en cuenta las consecuencias del presente ni del futuro. Y eso, lamentablemente, es lo que habéis hecho con 7 RM y con el sector audiovisual de la Región de Murcia.

Han pasado poco más de 6 años, desde que al Gobierno Regional se le encendiera la lámpara de poner en marcha un canal de televisión autonómico, la pretensión oficial del momento era que la región necesitaba y merecía un canal autonómico –como otras comunidades que ya lo tienen-, vamos que si mi vecino se compra un Mercedes yo también y si mi vecino se tira un puente yo también me tirare. Con la puesta en marcha de 7RM, se pretendía, entre otras cosas, el fomento del sector audiovisual de la región de Murcia, al menos así se vendía al pueblo. Pues bien, seis años después hay que recordarles a los políticos que tomaron esta decisión que estaban y están muy equivocados. Lo que realmente han conseguido, con sus decisiones, ha sido cargarse el sector audiovisual de la región. ¿Cómo? Muy sencillo.

Antes del comienzo de las emisiones del canal autonómico 7RM, existían ya varias televisiones emitiendo a nivel regional (Televisión Murciana, Canal 21, La Verdad TV, La Opinión TV, entre otras), además del gran número de televisiones por cable, que realizaban producción propia, estas de carácter marcadamente local. El televidente murciano, ya podía ver la Semana Santa de Murcia, Cartagena, Lorca o Alcantarilla, por sus pantallas, con más o menos calidad, de acuerdo, pero la gente lo veía y disfrutaba de ello, sin que repercutiera NI UN SOLO EURO a su bolsillo, porque todas eran privadas y vivían de la publicidad y algunas ayudas, pero pocas, de las instituciones.

Pero claro, el “populacho” quería vivir por encima de sus posibilidades y por eso se realizaron numerosas manifestaciones por el centro de la capital exigiendo al Gobierno Regional que creara un canal de Televisión Autonómico… (Entiéndase esto en tono irónico). Pues no, fue una decisión política, no ciudadana. La ciudadanía ya tenía cubiertas sus necesidades televisivas, pero eso no fue entendido por los gobernantes, quienes ahora nos dicen una y otra vez que “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”.

Manifestación de trabajadores de 7 RM en el Palacio de San Esteban
Manifestación de trabajadores de 7 RM en el Palacio de San Esteban

La creación del canal autonómico público, privado, mixto o como hayan querido llamarlo, únicamente ha servido para un fin, poder exhibirse los gobernantes regionales y locales  para salir “bonicos” en la foto y que el “populacho” vieran lo buenos y magníficos que eran (tiempo pasado). Pero claro, como además de “guapos” también están dotados de una gran inteligencia y coherencia política, mejoraron el sector audiovisual de la región. Pues no, se lo han cargado pero a base de bien. Les invito a estos “sabios” que echen cuentas. Cuentas del número de trabajadores que desde la empresa privada habían en toda la región, tanto en televisiones con emisión regional, como las locales en el año 2006 y ahora que echen cuentas de cuantos van ha dejar en el 2012.

La aparición de 7 RM fue la mayor competencia desleal que se podía hacer al sector privado y todo ello fue creado y fomentado por los gobernantes, perdiéndose cientos de puestos de trabajo, pues a ver quien podía competir con un gigante como el Gobierno Regional, que “regalaba” cantidades de dinero desorbitadas para tener un canal donde poder salir “bonicos”.

Seis años después de todo esto, hay que preguntarse ¿y ahora que tenemos?, nada, vacío, una pantalla con un logotipo que dice “7” que sólo emite contenidos de archivo. Pero lo que ya no tenemos son las Fiestas de Murcia, ni las de Lorca, ni las de Alcantarilla, etc… en televisión y todo ello porque “se pretendía fomentar el sector audiovisual.” ¡Manda huevos!

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Opinión

5 Comentarios

  1. Cuando gana la mentira.

    14/09/2012 a las 20:51

    Si la solución la dio nuestro alcalde, Lázaro Mellado, que coloquen en la comunidad a todos los periodistas . Y si no caben en la comunidad , en cada municipio. Igual como hizo el con el director de Siete días. No quiero pensar que hubiera dicho la derechona de este pueblo si eso lo hubiera hecho PSOE o Pp.

  2. COMPOSITOR

    14/09/2012 a las 9:33

    AHORA SE QUEJAN, PERO BIEN CÓMODOS QUE TRABAJABAN OCULTANDO NOTICIAS Y MANIppULANDO

    Letra del Nuevo Himno de Murcia:

    “Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades
    Gastamos más de lo que tenemos
    No tenemos elección
    Hay que arrimarse al arbol que da mas sombra
    Pase lo que pase gana la banca
    Somos muy cobardes para luchar y muy gordos para huir
    (Estribillo):
    Agua para todos, Agua para todos
    Agua para todos, Agua para todos
    Pasamos la sequía con las desaladoras que el PP zancadilleaba”

  3. Televidente

    02/09/2012 a las 14:12

    Televalcarcel ha muerto por avaricia y corrupción informativa a la que la derecha del pp nos tiene bien acostumbrados. Pero ,como siempre la culpa será de Zapatero. Tienen suerte la derecha murciania de tener un pueblo tan bondadoso con sus derroches y desgobiernos.

  4. Paco Galera

    02/09/2012 a las 11:16

    Santiago, omites, y por desconocimiento creo que no es, que las emisoras locales también recibían subvenciones por parte de la Comunidad Autónoma, además de publicidad institucional. Algunas de ellas no llegaban a la decena de trabajadores y sus instalaciones eran más pequeñas que mi casa y sus medios infinitamente excasos.
    Si lo que pretendes es comparar la magnitud y la calidad de RTVM con el antiguo Canal 21, por ejemplo, estás desproporcionalmente equivocado, por tanto déjame decirte, entre otras cosas que me callo, que tu artículo vuelve a contar verdades a medias. Que yo sepa, nadie se ha cargado ninguna televisión local puesto que siguen en la parrilla televisiva todas las emisoras locales que habían antaño. ¿O no?

  5. Asis Romero

    02/09/2012 a las 8:41

    Mi mas sincera enhorabuena por tu reportaje amigo Santiago, creo que es lo que mas se ajusta a la realidad de un gobierno sacapanzas, que en vez de fomentar las otras televisiones privadas va y con un simple golpe de talonario las hunde en la miseria hasta el punto de cerrarlas para levantar ese monstruo millonario que al final mira donde ha acabado, en la miseria como tantas y tantas cosas como han realizado, lamento profundamente el despido de todos esos profesionales y, de nuevo gracias Santiago.

Quizás te interese

Quién habla en nombre del pueblo

Parte I: José Riquelme Esta foto la tomé la noche en la que Joaquín Buendía fue investido …